EL FACTOR OPORTUNIDAD EN SUPERMERCADOS

Publicado en Artículos de Interés

 

1.INTRODUCCIÓN 

De acuerdo a un estudio realizado en Argentina por Grupo Hasar  en 2010 las cadenas de supermercados perdieron más de 780 millones de pesos a causas de la merma a nivel nacional en las ventas.

Si se comparan los resultados del estudio con los valores de 2009 las pérdidas fueron un 3,12 % mayor. Estas conclusiones fueron presentadas por Hasar Consultoría en el marco del Quinto Censo Nacional de Mermas y Prevención de Pérdidas.  Todas las cadenas más importantes del país participaron en este estudio. Entre ellas estuvieron Carrefour, Cooperativa Obrera, Cordiez, Cormoran, Coto, Día, Disco, Eki Descuento, Josimar, Jumbo, La Anónima, La Reina, Libertad, Toledo, Wal Mart y Zanetti Golosinas.

Entre las causas principales de las mermas, el informe señala: Vencimientos (28,87%) de frutas y verduras, fiambres y quesos, carnes rojas, lácteos y refrigerados, y aves, Hurto externo (23,10%) : sustracción de productos en bolsas de aluminio y ocultar mercancías en prendas, bolsos y carteras, Averías (14,68%) : errores administrativos, errores en el conteo del inventario y error de tipeo del cajero, Hurto interno (2,10%) : despachar mercadería sin facturarla, consumo en la tienda y cambio de los códigos de la mercadería

2.JUSTIFICACION

Por otra parte la situación actual de inseguridad en la Republica Mexicana, hace necesaria la labor activa del Criminólogo en la iniciativa privada. Los riesgos hacia las empresas se incrementan día con día, la dificultad de las autoridades por dar la seguridad que se requiere y la necesidad imperante que las empresas tienen en proteger sus activos y su recurso humano, obliga a este segmento de profesionales a estar presente en este rubro laboral. Sus conocimientos y su perfil los hace ser los más indicados para la implementación de una administración de riesgos y posibles pérdidas para el beneficio comercial e institucional de cualquier empresa que vea vulnerada su seguridad, integridad y bienes.

Hoy en día nos encontramos con infinidad de nombres para las áreas encargadas de la Seguridad en una empresa, pasando por Prevención de Riesgos hasta Protección, donde lo importante es el objetivo y labor criminológica en estas áreas.

El criminólogo perteneciente a esta área  de una la empresa, debe fijar el objetivo de acuerdo a las necesidades y prioridades de la propia compañía, además deberá de analizar los orígenes de los riesgos a que está expuesta la empresa. 

 

 

3.OBJETIVOS

Establecer una relación practica entre la teoría de la actividad rutinaria y las posibles labores preventivas en centros comerciales, además de citar distintas recomendaciones practicas para inhibir y prevenir el robo en establecimientos de autoservicio, tomando en cuenta el factor oportunidad

4.FUNDAMENTO TEÓRICO

 

4.1Teoría de la actividad rutinaria.

La elaboración de este caso práctico se basa en la criminología ambiental y más específicamente en la teoría denominada como “Teoría De La Actividad Rutinaria”, misma que fuera establecida por por los criminólogos Lawrence Cohen y Marcus Felson, quienes han trabajado durante muchos años sobre la teoría de la prevención del delito

La teoría de Actividad Rutinaria examina la concurrencia de ciertos factores necesarios para delinquir, centrándose en la interdependencia de las actividades sociales desarrolladas diariamente en un área urbana. Esta teoría ha resultado especialmente fructífera para el análisis de delitos contra la propiedad. Para la perpetración de un delito se deben cumplir tres requisitos en un mismo tiempo y lugar:

 

 

 

Esta teoría busca explicar cómo los cambios en el numero de blancos, o en el número de vigilantes competentes, puede incidir en un aumento o disminución de la delincuencia. Para los autores de esta teoría, el número de delitos perpetrados no se relaciona tanto con las posibles motivaciones delictivas, sino que con los factores que incrementan el rango de blancos adecuados o con la disminución de eventuales vigilantes que puedan prevenir o alertar acerca de la perpetración de un delito.

 

El primer requisito para la existencia de un delito es un blanco adecuado, el cual debe cumplir las siguientes condiciones conocidas  como “VIVA”, en ingles: value, inertia, visibility, access. Es decir, valor, inercia, visibilidad y acceso. El valor se relaciona con el beneficio que el delincuente tendrá en la satisfacción derivada del dinero, la apropiación de especies, o del mero placer de cometer un daño, por ejemplo. La inercia, por su parte, analiza como ciertas características del blanco pueden contribuir a su atractivo, esto es por ejemplo, el tamaño o peso de un artículo puede implicar mayor o menor dificultad para su traslado. Asimismo, la visibilidad apunta a determinar como la exhibición del objeto juega un rol importante. Por último, el acceso se refiere a la facilidad con que se puede alcanzar un blanco. Mientras más accesible sea el blanco, mayores posibilidades tendrá de sufrir un delito.

 

El segundo requisito consiste en la inexistencia de un vigilante competente que se encuentre en posición de desalentar al potencial agresor. El concepto de vigilante es amplio, toda vez que esta función puede ser desarrollada por una persona (policía o vecinos) o incluso cosas (como podrían ser iluminación, alarmas, entre otras).

 

El tercer elemento consiste en la existencia de un potencial delincuente que aproveche las condiciones antes descritas. En este sentido, el delito ocurrirá cuando el individuo estima que existan las anteriores condiciones.

 

Es importante subrayar que para la teoría de actividad rutinaria los actos delictivos forman parte de la rutina de los habitantes de una ciudad. Por esta razón, se busca identificar los sistemas de control social que nacen del contacto diario con otros individuos. Se pueden establecer relaciones entre delitos y estructuras sociales que, por una parte, incrementan el rango de blancos adecuados o bien disminuyen el número de vigilantes. En esta línea, hacia fines de la década de los setenta, algunos investigadores comprobaron que con el ingreso de la mujer a la fuerza laboral, así como con el aumento de pequeños aparatos electrónicos, se produjo un aumento de delitos.

 

Asi mimso Lawrence Cohen y Marcus Felson diseñan el análisis del triángulo de la criminalidad con los tres lados representando al agresor, el blanco y el lugar. Al dirigir a los tres principales componentes de cualquier delito, el triángulo interior ayuda a asegurar el análisis cubra los tres. La policía está acostumbrada a pensar acerca de un problema en términos de los delincuentes de los delincuentes involucrados lo cual es enfocarse casi exclusivamente en la identificación y su arresto pero las políticas orientadas requieren que el analista explore un rango más amplio de factores y esto requiere información sobre las víctimas y los lugares implicados. La última versión del triángulo de la criminalidad añade un triángulo exterior de controles para cada uno de los tres elementos originales.

 

 

•Para la víctima, su controlador es el guardián capacitado de la formulación original de la teoría de la actividad rutinaria, usualmente la gente protegiéndose asimismo, es pertenencias o aquellas de los miembros de la familia, amigos y colegas. En los guardias también se incluye la policía y la seguridad privada.

 

•Para el agresor su controlador es alguien que conoce bien al agresor está en posición de ejercer algún poder sobre sus acciones. Entre los compradores incluyen sus padres, hermanos, profesores, amigos y pareja. Las autoridades de la libertad condicional a menudo incrementan o sustituyen los controladores normales.

 

 

•Para el lugar, el controlador es el encargado, el propietario o la persona que tenga alguna responsabilidad para vigilar el comportamiento en un lugar específico, como un conductor de autobús, el profesor de una escuela, el gerente de un bar, el casero de un edificio o los sobrecargos en una aerolínea.

 

5.DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

 

Para el desarrollo de este caso práctico se entiende como problema al robo y todos aquellos factores que contextualizan el ejercicio de esta actividad antisocial

 

El artículo 208 del código penal del estado de Chihuahua establece la ilegalidad del acto antes mencionado, citando, que comete el delito robo quien con ánimo de dominio y sin consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo, se apodere de una cosa mueble ajena. Además establece la punibilidad del acto tomando en cuenta el monto o valor de lo robado.

 

Psicológicamente hablando (Marchiori, 2007), establece estos delitos puede considerarse como el delito típico de la gente pobre, principalmente de los adolescentes. Suele encontrarse en este individuo un deseo disimulado de seguridad, falta de lazos afectivos (a excepción de su relación con los miembros de la banda). Todos estos factores los impulsan a veces a interesarse por los bienes ajenos, considerados como objetos a "poseer", más que como un medio de satisfacer necesidades materiales. 

 

Hay casos, comenta Hesnard, en los que el afán de seguridad puede conducir a robos habituales, que presentan las características de asegurar imaginariamente, incluso a veces místicamente, una tendencia particular a poseer un capital. Es decir, que el hecho de acumular dinero no tiene solamente una motivación utilitaria (dinero, medios para procurarse satisfacciones materiales, etc.), sino que significa en ciertos ladrones la vivencia de "poseer objetos".

 

6.OBJETO DE PROTECCION

 

Con base en las perdidas mencionadas en la justificación e inicio de este documento, es claro que para la realización de este caso práctico se considerara como el objeto de protección a toda aquella mercancía que se exhibe y se pone a disposición en los establecimientos comerciales, específicamente a los denominados como de “autoservicio”, ya que estos experimentan pérdidas millonarias debido al hurto recurrente de su mercancía.

 

 

7.ANÁLISIS PRÁCTICO DE LAS VARIABLES “VIVA”

 

Para el desarrollo del presente documento es necesario establecer una relación directa, útil y real, entre el fundamento teórico y las labores prácticas de seguridad aplicables, con base en la teoría de la actividad rutinaria. Dicho análisis se realizara estableciendo, como ya se menciono, la utilidad y aplicación fáctica de la teoría y más específicamente de las variables VIVA, siendo estos fundamentos claves para el desarrollo y entendimiento de dicha teoría.

 

7.1ACCESIBILIDAD (A):

Como ya se menciono el acceso al producto es un factor primordial, ya que un fácil acceso representa una posibilidad muy amplia de que la mercancía exhibida sea robada. Además el acceso también representa la estructura o diseño arquitectónico que permite o no el robo, es decir el acomodo de pasillos, el acomodo de estantes o el aprovechamiento de espacios, son factores que en cuestión de espacio contribuyen o inhiben este tipo de robo. Con base en lo anterior el espacio o estructura que rodea al producto es tan importante como la seguridad directa que limita el acceso al producto, un ejemplo de esto es lo que se observa en áreas de productos electrónicos de importante consumo, como Video juegos, reproductores Mp3, Celulares, etc, donde por medio de una vitrina el acceso al producto es restringido. La limitación al acceso antes mencionada es un método muy efectivo que sin duda de no existir, ese tipo de productos seria robados una y otra vez, reduciendo las ganancias a un mas, pero en un establecimiento comercial de este tipo (autoservicio), los productos anteriormente citados no son los únicos exhibidos allí, si no que existen cientos y cientos de productos más, que no cuentan con una vitrina, ya que de tenerla el establecimiento dejaría de ser de “autoservicio”. Es por eso que a continuación se citan algunas recomendaciones que pretenden tomar en cuenta el acceso al producto centrando su atención en la estructura y uso de espacios, como método de control y seguridad.

 

7.1.1RECOMENDACIÓN PRÁCTICA 

 

Un tema importante en el tema de vigilancia es la  visualización de los clientes cuando transitan por las entradas y salidas del establecimiento. La visualización clara y la organización de los clientes son factores que sin duda pueden contribuir a minimizar las perdías por robo, ya que una correcta vigilancia podrá detectar posibles intentos de robos y marcar una pauta para aquel que pueda llegar a considerar viable la opción de hurtar algo de este establecimiento. Con base en lo anterior se recomienda que las salidas y entradas estén custodiadas por elementos de seguridad o guardias, y además que se tenga claro qué tipo de cliente es el que transita por dicho acceso esto es contrario a lo visto normalmente en los establecimientos, donde en estos se aprecia que existen dos accesos por donde de manera indiferente se entra y se sale, es por eso que se recomienda que el diseño arquitectónico sea distinto. Proponiendo lo siguiente.

 

a)Una sola entrada: Esta deberá de ser de una dimisión amplia ya que al ser la única puede generar una aglomeración. El hecho de que haya una sola entrada te permite comenzar a organizar el tránsito de los clientes a través de los distintos accesos y tener la seguridad de que lo hurtos no se darán por dicho acceso, ya que los guardias de seguridad o vigilantes deberán de asegurarse de que el tránsito será en un solo sentido (entrada). En dicho acceso se propone la existencia de 2 elementos de seguridad tomando en cuenta que el número de clientes será mayo ya que es el uno acceso.

 

b)Dos salidas: Una utilizada únicamente por las personas que adquirieron algún producto y pasaron por el área de cajas, donde se propone la existencia de un elemento de seguridad que corrobore que dicha salida sea empleada únicamente por consumidores. Y la otra será destinada únicamente a aquellas personas que por una u otra razón no adquirieron nada de los productos exhibidos en el establecimiento, además de que esta contara con los instrumentos de seguridad utilizados normalmente, el más común es aquel que emiten algún sonido cuando se detecta el paso de alguna etiqueta electrónica no desactivada. De cumplirse los dos supuestos mencionados anteriormente abra mayor certeza por donde transitara la persona que pretenda hurtar algo, produciendo que este se sienta inseguro al transitar por dicha salida entendiendo que se espera salga por ahí. Para esto el vigilante ubicado en ese lugar deberá de poner especial atención a cualquier conducta sospechosa o los posibles sonido emitidos por los instrumentos de seguridad. En caso de detectar algún hurto se deberá tratar de asegurar a la persona autora afuera de las instalaciones para que de esa manera no se pueda argumentar que se guardaba para después pagarlas. Para esto será necesario la existencia de elementos de seguridad en las afueras del establecimiento para procurar a la detención. Dicha propuesta se clarifica y ejemplifica en la siguiente imagen.

 

 

 

 

7.2VISIBILIDAD (V). 

El tema de la visibilidad juega un papel muy importante cuando se habla del factor oportunidad del delito y en este caso la extracción ilegal de mercancía de un establecimiento, es por eso que  las personas que llevan a cabo el hurto o el robo buscan hacer uso de este factor para poder perpetrar el acto, es decir buscan minimizar la visibilidad del producto para de esa manera acomodarlo por debajo de prendas o bien colocarlo en el interior de bolsos. Con base en lo anterior se citan algunas recomendaciones prácticas.

 

7.2.1RECOMENDACIONES PRÁCTICAS

a)Acomodo de mercancía: El acomodo y distribución de los productos es un aspecto importante ya que este puede llegar a maximizar la visibilidad de los productos, produciendo diversos beneficios, uno de ellos desde el de poner a disposiciones aquellos productos que se encuentran en oferta, por poner un ejemplo, ya que de esta manera se busca aumentar las ventas de ciertos productos y otro beneficio es el de la seguridad de los mismos. La recomendación se basa principalmente en aumentar la visibilidad de aquellos productos que se saben son robados con frecuencia, dicha visibilidad se aumentara mediante el acomodo de la mercancía a los extremos, esquinas u orillas de las estanterías, para que de esa manera el producto este expuesto al  tráfico y visibilidad de los pasillos, para de esa manera aumentar la eficiencia del vigilante, recordando que para efectos de la TAR la figura del vigilante recaí no solo en policías o elementos se seguridad propiamente dichos, si no también, sistemas de circuito cerrado o la simple presencia de otra persona ya sea otro consumidor o el encargado de dicha área. Para lo anterior de igual manera se recomienda a los encargados de cada área (Servicio al Cliente) poner atención a conductas o actos sospechosos, teniendo una actitud servicial con él para inhibir o incomodar el hurto o bien dar aviso a los elementos de seguridad. Lo anterior es a lo que Clarke es su Taxonomía denomina como Vigilancia formal y Vigilancia por empleados.

 

b)Estantería: Un factor que contribuye y facilita al robo, es la altura de los estantes donde se ponen a disposición la mercancía, debido a que estos obstruyen totalmente la visibilidad frontal y anterior al pasillo y a los productos que este contiene, por lo que la visibilidad se limita únicamente a los costados o espacio laterales. Es por eso que se recomiendo estantes que no sean muy altos y que además no se coloque mercancía de dimensiones muy grande en la parte superior o más alta. Todo lo anterior con la idea de que tanto la mercancía como el potencial al ladrón sean visibles desde el mayor numero de perspectivas posibles

 

 

c)Numero de artículos exhibidos: La saturación de las estanterías puede implicar ciertas desventajas, debido a que la concentración de muchas unidades de un solo producto impide tener un panorama claro, es decir no se es consciente de que los faltantes hayan sido comprados o robados. Para esta recomendación se hace alusión de nueva cuenta a la taxonomía de Clarck ya que este menciona a la reducción de objetivos como técnica de prevención primaria o situacional. La reducción de objetivos o en este caso de productos que se saben son potencialmente venerables facilita un mayor control en términos de seguridad, favoreciendo a las labores de inventario y de vigilancia. Además de que permite adoptar de manera rápida las posibles labores preventivas, en  los casos en que se sepa que ese producto es altamente vulnerable (victimización reiterada) ya que ha sido hurtado en diversas ocasiones. Estas labores tendrán que ir de la mano con un estudio más contante y periódico de la cantidad de los artículos robados, misma labor que se facilita al reducir los objetivos o productos puestos a disposición.

 

 

7.3VALOR (V).

El probable beneficio que se  pretende obtener al hurtar algún artículo (valor), ya sea por su reventa, uso o consumo, corresponde a una variable inalterable, ya que el beneficio obtenido se considera que responde a una demanda de tipo social, relacionada con múltiples factores, mismos que son total mente ajenos a los establecimientos comerciales de este tipo, es decir , al establecimiento no le concierne la cuantía en que pretende ser revendido sus artículos robados, ni el uso que se le da al mismo, pero desde luego si el interesa considerablemente realizar e idear las tecinas preventivas necesarias para inhibir y reducir la sustracción ilegal de sus artículos. Es por eso que se considera que todas aquellas labores preventivas realizadas por los establecimientos son de tipo indirecto tomando como el valor del producto.

 

 

 

     7.3.1 CONFLUENCIA DE MEDIDAS PREVENTIVAS

Además de tomar en cuenta el valor el producto existe una gran variedad de alternativas en materia de prevención que bien pueden reducir el valor el producto (posible beneficio), incluso se pueden considerar a todas las recomendaciones citadas anteriormente en las variables accesibilidad, inercia, y visibilidad. Esta aseveración cobra valor cuando se relaciona la presencia de todas las recomendaciones anteriores con la teoría de la actividad rutinaria propuesta por Becker (1968) (la cual de manera concreta establece que el delito se perpetra por la decisión del delincuente, en la que este de manera ya sea consciente o inconsciente pone en una balanza los beneficios que obtendrá al consumar el acto delictivo y por otra parte las posibles consecuencias que surgirían en caso de fracasar, es decir si el beneficio es mayor que la consecuencia el delito se llevara acabo, si es que este así lo decide) ya que en la medida en que 

 

7.3.2RECOMENDACIONES PRÁCTICAS.

a)Limitar el acceso: limitar la disponibilidad directa e inmediata de los productos es uno de los métodos más eficaces que se usan más comúnmente en aquellos productos que son vulnerables debido a que su valor es elevado y por lo tanto requieren más protección. Existen diversas formas de limitar el acceso directo al producto, una de las es el de establecer claramente áreas con seguridad muy especifica debido al tipo de de productos exhibidos en la misma, tal y como se observa comúnmente en las áreas de artículos electrónicos, donde los video juegos, los reproductores mp3 o los celulares son asegurados a través de una vitrina cerrada con llave, lo anterior también implica colocación de un cajero especifico para el área, además de diversos empleados que desempeñan diversas funciones, entre las que figuran la de atención al cliente, acomodo de mercancía y para efectos de este teoría y caso práctico la de vigilante (TAR). Dichas restricción se relaciona de nueva mente con el endurecimiento de objetivos (Taxonomia, Clarck).

b)Información sobre victimización reiterada: Mike Maguire, Rod Morgan, Robert Reiner establecen en su manuela de Criminología que la victimización reiterada es el motivo más redituable y justificable para  invertir en recursos y esfuerzos en materia de prevención, ya que esta sin duda es más eficaz debido a que es estrictamente de carácter especifico y particular.

Por otra parte Ronald V. Clarke en su estudio “Hurto en tiendas” cita una labor preventiva un tanto inusual, donde menciona que al informar claramente a los clientes sobre cuales son los productos más robados, mediante anuncios o carteles inexplicablemente llego a inhibir el hurto de dicho producto, lo que muy seguramente se debe a que la persona que tenía la intención de robar algo se siente observado o vigilado, esperando a que el perpetre el hurto.

Como se menciono al principio de este documento las perdidas por robo externo son muy altas (más de 514, 000,000 de pesos en perdidas) y ante dicho menoscabo es prudente comenzar a idear y adoptar medidas distintas e incluso inusuales como la mencionada anteriormente y mas ante los resultados obtenidos en otras partes. A continuación se ilustra una imagen utilizada para dicho cartel, misma que fue obtenida del estudio “hurto entiendas”

 

 

 

7.4INERCIA (I)

Para el análisis práctico de estas variable es necesario tomar en cuenta que esta no es directamente susceptible a modificaciones, diseño o alteraciones, debido a sus características propias, por ejemplo, la apariencia o condiciones físicas de un artículo (inercia), se consideran como inalterables, ya que son características propias el artículo que se diseñan y fabrican de manera anticipada por los creadores o productores del mismo, por lo que su alteración iría encontrar de las estrategias de mercadotecnia y de elaboración de las empresas fabricantes. Es por eso que las posibles recomendaciones se consideran indirectas.

     7.4.1 RECOMENDACIONES PRÁCTICAS

Etiquetas o dispositivos magnéticos: Este tipo de prevención es a la que se recurre cuando la persona que tiene la intención de hurtar paso desapercibido por las labores preventivas que directamente e indirectamente se desarrollan en el establecimiento, ya que este minimizo la visibilidad, aprovecho la inercia del producto e hizo uso de las debilidades de la accesibilidad e incluso de la vigilancia. Es por eso que esta prevención es importante ya que esta actúa como último recurso y en una última instancia. Cabe señalar que  la eficiencia de estas etiquetas o dispositivos es limitada y variable ya que se sabe de casos en que tras ocultar el producto este no suena  por las antenas que emiten sonidos al detectarlos, ya sea por que el producto fue ocultado de cierta manera que impide su detección o bien porque es pasado por ciertas áreas imperceptibles para las antenas y en los peores casos, los cuales son bastante comunes, las antenas no tienen el mantenimiento que deberían lo que hace que su mal funcionamiento permite el tránsito de etiquetas y dispositivos no han sido deshabilitados al pasar por cajas. Lo anterior es contemplado en la Taxonomía de Clark como Aumento de riesgos, misa idea que cobra valor si de igual manera se relaciona con la teoría de la Elección Racional.

 

Referencias:

Marchiori, H. (2007). Psicologia Criminal. Porrua.

Moyano, G. (Diciembre de 2007). Comunidad y Prevencion. Recuperado el Junio de 2012, de http://www.comunidadyprevencion.org/boletines/com_y_prev_06.pdf

 

 

Articulo elaborado por: Lic. Ulises Flores Ramírez 

Chihuahua, Mex.

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.